miércoles, 25 de febrero de 2015

Prohibido ver la luna desde el Parque Lezama

El gobierno de Mauricio Macri intenta con su política de rejas en los parques excluir del uso de los mismos a los sectores que sufren la ausencia de política de vivienda por parte del Gobierno de la Ciudad. La ausencia evidente de políticas sociales y de vivienda del gobierno de Mauricio Macri provoca la insistencia del Jefe de Gobierno con la privatización del espacio publico.

¿No será que no hay políticas de asistencia social para los sectores vulnerables que viven en la ciudad de Buenos Aires?

Así como la UCEP sacaba a los golpes a los pobres que afean la ciudad durmiendo en las veredas, las rejas impiden que los sectores populares puedan disfrutar de los espacios públicos con la excusa de que es por la inseguridad.







Detrás del proyecto de enrejado del Parque Lezama subsiste la idea de valorización inmobiliaria del Distrito Sur de la Ciudad de
Buenos Aires. Esta valorización no admite la presencia de personas humildes disfrutando del espacio publico. Para encarecer la zona histórica de San Telmo, Barracas y la Boca, primero hay que lograr la migración de sus históricos vecinos.  Un proyecto de despoblamiento a través del deterioro de la infraestructura habitacional para luego hacer un gran negocio inmobiliario.
Por eso las rejas, para que no entren los feos, sucios y malos y se dediquen a arruinar el paisaje impoluto del hormigon armado.

Sin respetar la opinión de la Comisión Nacional de Monumentos Históricos (el Parque Lezama es un Monumento Histórico), el Gobierno de la Ciudad se dispone a la destrucción y desvalorización del parque. Hace ya unos largos nueve meses que la obra se desarrolla.

Los vecinos han sufrido un calor espeluznante sin poder tener acceso al parque, sin poder llevar a sus hijos a que se refresquen, sin poder disfrutar del espacio verde sin ningún tipo de restricciones. ¿Por qué la obra no se hizo por etapas como pedían los vecinos? ¿Por que no se los tiene en cuenta?

El Parque Lezama esta destrozado. Produce dolor en el pecho ver el maltrato que esta sufriendo, la impericia en la obra, el descuido por los monumentos, la falta de visión arqueológica en las excavaciones realizadas en el lugar. Un desastre. Solo hace falta acercarse y ver para cerciorarse de tanta desprolijidad. Ni lugar para las veredas han dejado.

Un fallo judicial del año 2004 obligaba al gobierno de la ciudad a obras de mantenimiento. El gobierno de Mauricio Macri dejó caer al parque en un notorio desmejoramiento.

La táctica ya es conocida de la época de las privatizaciones. Recuerde lo de ENTEL, que primero la empresa estatal era abandonada y vaciada para que una vez legitimado su mal funcionamiento la privatización llegaba casi por aclamación. Lo mismo ocurre con el Parque Lezama.

En el proyecto presentado se ve como se van a perder espacios verdes del antiguo diseño del Parque Lezama, creando islitas de pasto divididas por el cemento, material tan afín al jefe de gobierno. La idea es que deje de ser un parque donde las familias pasan sus tardes para convertirlo en un paseo, de hecho el nombre del proyecto es Paseo del Lezama. Un paseo donde el verde sea disminuido, donde no se promueva la interacción entre la gente, donde los niños no puedan jugar libremente. Un paseo para que no te puedas quedar disfrutando de la naturaleza.

¿Por que no poner cuidadores? Si ya hay cámaras por doquier.. ¿Por que enrejarlo? ¿Por que se le pidió a la Policía Federal que se retire del cuidado nocturno que bien hacia todas las noches? 




Mas de una vez me dieron ganas de manchar con pintura roja la espada de Pedro de Mendoza que esta ahí muy canchero paradito frente a una mujer indígena que implora piedad al cielo... pero algo me resultaba sospechoso.. ¿Acaso no le sacaron las rejas al perímetro del monumento a Pedro de Mendoza para justificar por vandalismo el enrejamiento del Parque Lezama?


Lo mas gracioso es que se mudará justo al frente del Parque Lezama el mismísimo Ministerio de Ambiente de la Ciudad. Que ridículo.... Ver como estando al frente del Parque Lezama, la única política publica que se le ocurre al ministro Santilli para cuidar un parque es poniendo una reja.











lunes, 23 de febrero de 2015

Ni Yanquis ni Maoístas: La Tercera Posición para América Latina

“El dilema que se nos presentaba era determinante y al parecer definitivo: o seguíamos bajo la sombra del individualismo occidental o avanzábamos por el nuevo camino colectivista. Pero ninguna de las dos soluciones había de llevarnos a la conquista de la felicidad que nuestro pueblo merecía. Por eso decidimos crear las nuevas bases de una tercera posición que nos permitiese ofrecer a nuestro pueblo otro camino que no lo condujese a la explotación y a la miseria”

Discurso de Juan Domingo Perón a la Asamblea Legislativa el 1° de mayo de 1952 donde expone la tesis de la “Tercera Posición”



Se reactualiza en estos tiempos la vieja discusión del imperialismo. Digo vieja porque nuevos parámetros del desarrollo del capital merecen ser considerados. Nuevos sujetos económicos de muchísimo poder son los que hoy organizan la economía mundial. Sin entender esto, sin apreciar en su justa dimensión el lugar que ocupa nuestro país en la actual asignación de roles a nivel mundial, poco se avanza en diseñar una salida adecuada y justa a los paradigmas que pugnan por encerrar en la decadencia al género humano.


Bienvenidos a “Colonia Próspera”

Fue hace unos días que mientras veía  678, me divertí con la típica ansiedad de Jorge Dorio que mientras piensa a toda velocidad suele interrumpir a los invitados. En este caso era Hernán Brienza, que analizaba la visita de la presidenta a China. Luego de ver el informe, ya de vuelta en estudios, Brienza empezó a hablar de lo beneficioso que había sido para nuestro país el ser colonia de Gran Bretaña, de lo bueno de vender vacas y granos. El conductor del programa, Dorio, casi sin querer creo yo, lo interrumpe con un “claro…  ser una colonia próspera” que casi hace atragantar a Brienza, que todavía no había llegado al meollo de su explicación que era algo así como un paralelo de nuestra vieja dependencia con Gran Bretaña y la nueva relación con China. Como que le cagó el chiste. Si esto fuera un chiste.


La paradoja

A veces las situaciones paradojales nos hacen pensar…
Imaginemos entonces la siguiente paradoja que puede servir para presentarla entre compañeros, amigos o simplemente en familia. Supongamos que está en nuestras manos (las suyas señor lector) la decisión más importante para el futuro de los argentinos. Le vienen a preguntar a Ud. y de su simple aprobación depende la ejecución de dicha propuesta. Sí acepta se realiza, así de sencillo, de un día para el otro.
El plan sería el siguiente: todos los argentinos cobrarían 5.000 dólares por mes, con la mejor obra social jamás imaginable, servicios públicos de calidad de la mejor, educación de calidad con los mejores estándares a nivel internacional, obras de infraestructura con rutas excelentes, autopistas y puentes, todo lo necesario para disfrutar de una vida con acceso a la mejor tecnología de punta; los últimos productos de la innovación tecnológica, la garantía de una vida con el mejor confort jamás imaginado, sin dejar a nadie afuera, con todos y todas incluido/as. La única condición para aceptar la aplicación inmediata de este plan es: TIENEN QUE DEJAR DE SER ARGENTINOS. Renunciar a sus símbolos, su bandera, su idioma,  sus tradiciones. ¿Agarra o no agarra? Para pensarlo…


De los Fondos Buitres al caso Nisman… las relaciones con China son un logro de la C.I.A.

Puede pasar que la C.I.A. ya no trabaje más para EEUU sino para quien mejor pague, en este caso Monsanto podría ser. No quiero entrar en la mediática comidilla cotidiana del caso Nisman que ya me remonta al jarrón de Coppola. Evalúo lo sucedido por sus resultados, el nuevo planteo de la República Argentina: la ruptura profunda con EEUU e Israel y el definitivo alineamiento geopolítico con China y Rusia ¿Se acuerdan de los Fondos Buitres?
Digamos que ya hace rato que está todo mal con los yanquis pero como sucede con una ex novia  los coqueteos se siguen y después suceden los típicos coletazos y se va y se viene hasta que la cosa revienta…. Casi siempre con la aparición de un nuevo amor… o una reconciliación… y así…
Veamos la novela entera sin olvidar que desde el 2008, mientras Cobos votaba “no positivo”, EEUU entraba en su más profunda crisis histórica:

-      16/06/2014: La Corte Suprema de EEUU apoya a Griesa y a los Buitres



-     23/02/2014: Golpe de EEUU y la CEE contra Ucrania



-      28/05/2014: Argentina es invitada al BRICS por Rusia



-      12/07/2014: Putin visita Latinoamérica



-      01/10/2014: Cristina: "Si me pasa algo, que nadie mire hacia el Oriente, miren hacia el Norte"



-       15/11/2014: Caída del precio de la Soja para apretar a Brasil y a Argentina



-      27/11/2014: Es Denunciado por evasión el banco ingles HSBC ( The Hong-kong and Shanghai Banking Corporation )



-      4/12/2014: Caída del precio del petróleo para apretar a Rusia, Venezuela e Irán.



Sabemos ya que los Fondos Buitres son norteamericanos, consecuencia de la hegemonía del capital financiero y del problema de nuestra no tan nuestra Deuda Externa. Ese capitalismo financiero con preeminencia de un modo de acumulación especulativo está dando lugar a otro modo de acumulación más vinculado a la extracción de recursos naturales.

Las Deudas Externas en América Latina funcionaron como un mecanismo de dominación económica y sobretodo de sojuzgamiento político de los Estados Nación. Hasta acá todos conocemos esta historia. Hasta los griegos, inventores de la sociedad occidental, se están morfando los coletazos de su criatura.

Pero como estos tipos (CEO’S de las principales empresas transnacionales) juegan a la mancha con aviones, ya están reestructurando sus capitales, diversificando sus inversiones y los grandes grupos económicos ven que la timba financiera se está desmadrando. Ahora esas grandes burbujotas de dólares se pasean por el mundo para entrar en contacto con los Recursos Naturales de países periféricos y reventar ahí y ahí mismo hacer llover la guita. Guita que habrá que devolver. Veamos…


La Nueva Deuda Externa: la Inversión Extranjera Directa

Hay una nueva división internacional del trabajo, una nueva asignación de roles en el mundo. El sujeto de esta organización mundial es también nuevo, en el sentido de que no es una nación imperial la que organiza al mundo sino que son los grupos económicos transnacionales los que dividen y asignan los roles. Los estados se subordinan a las empresas y esto sucede en todo el mundo. Como un caballo de Troya las empresas transnacionales se radican en el país que recibe la inversión y después piden más y más divisas para mantener su nivel de actividad, importando lo que se le dé la gana, amenazando con los puestos de trabajo, las suspensiones y otros artilugios. Se convierten en un cáncer que chupa la sangre y el tiempo de los pueblos para luego terminar endeudándonos con la casa matriz, que termina siendo un banco.

China es la fábrica del mundo, los banqueros siguen siendo norteamericanos, europeos e israelíes, nosotros y los africanos aportamos los bienes naturales que nos tocaron en suerte. América Latina y África aportan recursos naturales al sistema mundial. El financiamiento del sistema lo ponen principalmente EEUU y aliados, en China se hacen las boludeces que todos consumimos y la OTAN vigila que todo ande sobre ruedas. Tal como si fueran servicios contratados a las naciones más poderosas del mundo por los conglomerados económicos. Los estados al servicio de las corporaciones transnacionales.

Pensar que todo este engranaje carece de sentido sin el humilde aporte de la Pachamama. Sin Recursos Naturales no hay capitalismo. Somos el insumo del sistema, su materia prima, su más básica y natural energía.

Pero ver en este rol de proveedores de materias primas una ventaja sería como si un trabajador portuario reconociese en sus músculos la ventaja de poder soportar más carga y no que su fuerza es la posibilidad de hacer su propia casa. El tema sigue siendo el mismo de hace dos siglos ¿Para quién trabajamos los argentinos?
Entonces ¿Están mal las inversiones? ¿Son malas per sé?


Desarrollados desde dentro o arrollados desde afuera

Arrollar y Des-arrollar ¿Qué es lo que se desarrolla cuando hablamos de desarrollo? ¿Algo que está dentro de nosotros y tiene que surgir y desarrollarse como un fruto que llevamos dentro? ¿O tenemos que desarrollar algo que necesitan de afuera? ¿Nos desarrollamos o nos desarrollan? ¿Cómo es?

Las características engendradas en nosotros por un desarrollo que se nos pide desde afuera no son nuestras potencialidades. Son fuerzas y potencias que residen en nosotros pero que son aprovechadas por un plan ajeno. Convertirnos en lo que otros necesitan de nosotros y no ser nosotros mismos no es desarrollarse. En realidad el desarrollo exógeno impide la realización de lo propio como nuestra cultura e identidad únicas en el mundo. El desarrollo es copia y el que copia no es.

Las inversiones nos ayudan si tenemos muy en claro entre todos los latinoamericanos
cuáles son nuestros objetivos materiales y espirituales. En el nivel espiritual sacrificar nuestra identidad y nuestra cultura en el altar de una supuesta tecnificación suponen una desvalorización de nuestros principios espirituales, significa una subordinación de nuestro ser latinoamericano, esto es un profundo sentimiento de inferioridad.

¿Estamos dispuestos a sacrificar nuestras identidades tradicionales para ser modernos y tecnológicos? ¿No es este el verdadero objetivo de la tan criticada  globalización? ¿No es este el triunfo final de materialismo consumista y cosificante?

¿Dónde quedará el sabor a madera, el particular canto de un pájaro, la gauchada y el cuero de nuestros valores,  la sencilla humildad de nuestra identidad frente a la fuerza avasallante, homogeneizadora y prepotente del cemento?

Pero hasta en el nivel más bajo de lo material las inversiones pueden ser un mal negocio si no se tiene en cuenta lo propio. ¿Cuáles son las condiciones que pone la Argentina para que se radiquen inversiones extranjeras en su territorio? ¿Alguien las sabe? ¿Qué medidas se les exigen a los inversores? ¿En cuántos años se pueden llevar la inversión y las ganancias? ¿Se pueden llevar todo de un saque o hay porcentajes que nos convengan a nosotros? El trabajo que ofrecen realizar en nuestro país ¿Solo requiere mano de obra argentina para tareas de baja tecnificación? ¿Podemos hacer Fabricaciones Bajo Licencia para poder aprender nosotros del proceso productivo? ¿Se plantea en el Código Nacional de Inversiones que seamos nosotros también capaces de producir en forma 100% Argentina lo que otros vienen a producir acá? ¿En cuanto tiempo vamos a poder hacer nuestros propios trenes? ¿Podemos soñar con una Empresa Ferroviaria Latinoamericana? ¿Existe alguna restricción para los inversores o pueden hacer lo que quieren con el medio ambiente de los argentinos?

Si alguien sabe que me cuente.


Argenchina: La cultura milenaria o la cultura cosificante del capitalismo chino.

Cuando compro en el supermercado chino al llegar al mostrador siempre me llama la atención la música que escuchan. Música china supongo contento inocentemente, pero al acercarme parece más bien la típica música norteamericana de los 80, así bien tecno y romanticona[1]. Pero cantada en chino.
Teniendo un acervo cultural tan fino y sutil como milenario… ¿Cómo es que terminan escuchando esa bosta? ¿Qué tan profundo han calado las sugestiones del hedonismo norteamericano en la cultura china? Nosotros con el reggaetón mejor ni hablar…

Entonces, el provecho que debemos sacar de nuestras relaciones internacionales debe estar subordinado a una cultura, porque es la cultura la que nos brinda los símbolos para saber quiénes somos, en la cultura respiramos el aire que le da sentido a nuestra existencia. Si el eje no está puesto en el desarrollo de lo cultural, de nuestra propia identidad, corremos el riesgo de convertirnos en un país delivery que todo lo compra hecho. ¿Compraremos hecho el amor también? ¿Alguien quiere recibir inversiones de afuera para eso?

No se trata de cambiar de collar, sino de dejar de ser perro, es decir dejar de tener dueño. La única posibilidad de realización de los argentinos está en América Latina que es su verdadero proyecto cultural inconcluso. Tendremos que abandonar nuestra provinciana identidad de argentinos para sumarnos a la construcción de la gloriosa Nación Latinoamericana. Es ese nuestro verdadero destino: ser latinoamericanos. No he visto todavía una cumbre UNASUR o CELAC con China. ¿Por qué? ¿No es más provechoso para nuestros pueblos que vayamos a negociar en bloque con todo ese empresariado ambicioso? ¿No será desventajoso a largo o mediano plazo que negociemos por separado Brasil y Argentina? ¿No le conviene a Monsanto que China nos asegure la demanda de soja y que se apruebe la Ley de Semillas para tener el monopolio del cultivo? ¿No es nuestra latinoamericana división una debilidad que puede ser aprovechada por los chinos? ¿Podemos tener Empresas Latinoamericanas que industrialicen nuestros recursos? ¿Será que derrochamos canapés en las cumbres pero no logramos ponernos de acuerdo en QUE VA A HACER LA UNASUR CON CHINA?



La Tercera Posición y el TAO


TAO, filosofía ancestral china que propone seguir el camino del medio. Necesitamos transitar el camino del medio entre los dos imperialismos. La tercera posición Justicialista (hay que leerla eh…) logró caracterizar al mundo capitalista y al comunista como dos caras de una misma moneda: el materialismo. El consumismo norteamericano que convierte al ser humano en un autómata indigno y el productivismo soviético (hoy chino) que hace de la persona humana una maquinaria productiva. Ambos olvidan la dimensión espiritual del hombre, su cultura. Esa dimensión espiritual está dada en América Latina por nuestras ceremonias ancestrales, el espíritu de la tierra, la espiritualidad telúrica de la Pachamama como eje vertical de lo sagrado. Pero también en estas tierras el mensaje de amor al prójimo del humanismo cristianismo caló hondo, dándonos el eje horizontal de lo sagrado, el amor al otro, al prójimo, al próximo, a la comunidad.
El capitalismo es inviable en nuestra cultura por anti-natural y anti-humano y ese es el tema en cuestión. No se puede ser anti-imperialista y capitalista al mismo tiempo.
América Latina es la oportunidad del ser humano y de la vida. No solamente como territorio sino también como idea. Desde nosotros debe resurgir la idea de amor por la vida que ponga la semilla de un nuevo paradigma: el Universalismo Ecológico. Desde esta tierra fértil crecerá esta idea si la regamos y será la fuerza vegetal de su crecimiento la que desmoronará las columnas de la globalización occidental y materialista. Seremos capaces de hacer esto o los brotes de soja crecerán de entre las ruinas...





[1] La derrota de Malvinas corona la enajenación cultural pergeñada por la dictadura. Lo que se conoce como “música ochentosa”, de cientos de grupos de origen norteamericano y que se puso muy de moda en nuestro país, no es mas que el símbolo de la dominación lograda por la cultura angloamericana sobre nuestro pueblo que dejaba la sangre luchando justamente contra Inglaterra y EEUU. Perdimos en Malvinas cantando en ingles.


lunes, 16 de febrero de 2015

Hermanos latinoamericanos que se contaminan

Argentina contamina a Perú, Uruguay contamina a Argentina, Brasil contamina a Paraguay y así... Esa es la burguesía nacional que contamina a un país hermano y pone en riesgo la integración regional porque la amazonia es una excelente oportunidad de negocios ¿Ese es el desarrollo buscado por las naciones de latinoamérica?
¿Los gobiernos tendrían que meterse o son cosas de empresarios?
¿No esta haciendo falta un Código Ambiental Latinoamericano? ¿Cual es el Código Ambiental del MERCOSUR? ¿Tenemos pautas claras de protección al ambiente en la UNASUR?











PLUSPETROL, QUE EXPLOTA PETROLEO Y GAS EN PERU, ESTUVO EN EL FOCO DE LOS RECLAMOS AMBIENTALISTAS

Una petrolera argentina en la mira

Las manifestaciones contra la compañía en el poblado de Pichanaki, en la selva central, dejaron la semana pasada un muerto, más de un centenar de heridos y el retiro de Pluspetrol de la zona. La acusan de contaminar la zona.






 Por Carlos Noriega

La empresa argentina Pluspetrol, que explota petróleo y gas en el Perú, se ha convertido en protagonista central de los más graves conflictos sociales de las últimas semanas en el país. Protestas contra la empresa en el poblado de Pichanaki, en la selva central, dejaron la semana pasada un muerto, más de un centenar de heridos y el retiro de la empresa de la zona. En el nordeste del país, en la selva amazónica, desde hace más de tres semanas comunidades indígenas se han levantado contra la petrolera argentina, acusándola de contaminar la zona.
Página/12 En Perú
Desde Lima
La semana pasada estalló el conflicto en Pichanaki cuando el Frente de Defensa Ambiental convocó a un paro indefinido exigiendo la salida de la zona de Pluspetrol, que venía realizando desde aproximadamente un año actividades de exploración buscando yacimientos de gas. Pluspetrol integra el consorcio empresarial Camisea, que controla el 95 por ciento de la producción de gas del Perú. La acusan de producir daños ambientales.
La represión policial en Pichanaki fue violenta. Un joven de 25 años murió de un balazo. Más de un centenar de personas resultó herido, 32 de ellas con impactos de bala. Dos de los heridos de bala son niños de entre 10 y 14 años. Aunque inicialmente el gobierno intentó salvar su responsabilidad asegurando que la policía no había usado armas letales, luego, ante el peso de las evidencias, terminó aceptando que estas armas sí se usaron, anunció una investigación, y separó a 14 oficiales responsables por la represión.
La protesta se levantó después de que el ministro de Energía y Minas, Eleodoro Mayorga, anunciara ante la población reunida en la plaza de Pichanaki que Pluspetrol se iba a retirar en tres días. El anuncio calmó a la población, pero desató los reclamos de sectores empresariales y la oposición política y mediática de derecha, que acusaron al gobierno de “haber claudicado” ante las protestas. La empresa le restó importancia al anuncio de su salida hecho por el ministro de Energía y Minas, asegurando que la misma ya estaba decidida por la empresa antes del inicio de las protestas.
En diálogo con Página/12, el gerente de Relaciones Internacionales de Pluspetrol, Daniel García, señaló que “nos vamos no porque así lo ha dicho el ministro, sino porque nuestras actividades de exploración en la zona de Pichanaki ya han culminado. Esto no afecta en nada nuestras operaciones. Nosotros no sentimos que el gobierno nos haya quitado el piso”.
Pero la población exige la salida de la empresa no solamente de Pichanaki, sino también de toda la selva central. García respondió que Pluspetrol seguirá con sus actividades de exploración en otros lugares de esta zona. “Tenemos un contrato con el Estado que es ley y vamos a seguir aquí”, le dijo a este diario el funcionario de la petrolera argentina. El conflicto no está cerrado. Por ahora lo que hay es una tregua.
La selva central no es el único frente abierto que tiene Pluspetrol. Las comunidades indígenas amazónicas de la región Loreto, al noreste del país, cerca de la frontera con Colombia, se han levantado desde hace tres semanas contra la empresa argentina por la contaminación causada por sus actividades petroleras. La empresa opera en la zona desde el año 2000 y los conflictos con las poblaciones nativas han sido constantes. Las comunidades indígenas han tomado catorce pozos petroleros, paralizando la producción de tres mil barriles diarios, de los 29 mil diarios que produce la empresa argentina, lo que representa el 40 por ciento de la producción total del país.
La contaminación no comenzó con Pluspetrol, viene desde los años ’70, cuando estos lotes petroleros eran explotados por la norteamericana Oxi, pero las poblaciones indígenas acusan a la empresa argentina de continuar contaminando con desechos tóxicos las cuencas de los ríos Marañón, Tigre, Pastaza y Corrientes, una amplia zona amazónica en la que viven unos 25 mil pobladores de distintas comunidades nativas. La empresa niega la acusación. También la acusan de no remediar los daños ambientales producidos por la anterior empresa, algo a lo que estaba obligada según el contrato de concesión.
Estudios revelan que los cuatro ríos de estas cuencas, las únicas fuentes de agua de los pobladores de la zona, contienen niveles de metales pesados, como plomo, mercurio y arsénico, varias veces mayor que los máximos permitidos, contaminación que también afecta a los peces y otros animales que forman la dieta de estas comunidades. Esto representa un grave riesgo para salud de estas poblaciones. La empresa argentina ha sido multada por sus actividades contaminantes, pero se niega a aceptar las sanciones de las entidades oficiales y ha apelado al Poder Judicial. También se han denunciado continuos derrames de petróleo.
La concesión que tiene Pluspetrol en esta zona vence en agosto de este año y la explotación petrolera volverá a licitarse. La población teme que se llegue a esa fecha sin que Pluspetrol cumpla con remediar los daños ambientales. A pesar de los duros cuestionamientos a su actividad, la empresa argentina no descarta presentarse a la nueva licitación para quedarse en la zona. Y espera seguir ampliando sus actividades de explotación de gas en el país. Pero por ahora enfrenta dos complicados frentes de protestas sociales, sus operaciones están en el ojo de la tormenta y en medio de un incierto futuro.

miércoles, 11 de junio de 2014

Mundial Despilfarro


Se viene el Mundial Despilfarro...
 de grandes arenas 
de infinitos estadios... 


Edificios groseros 
de pornográficos gastos...


Que arruinan los paisajes 
cuando la fiesta 
ha terminado... 



Elefantes blancos,
tristes y abandonados ..


que no aguantan las comunas 
con sus erarios... 



Donde quedó el potrero,
humilde fútbol de barrio...



ambición de hacer amigos 
con los timbos enlodados...



Desarrollo imbécil
del capital reconcentrado.


Vas matando la poesía sencilla, 
esa que nos hace 
humanos...








DEPORTES › OPINION > EL TORNEO DE LAS CUATRO ESTACIONES Y DE LAS EMOCIONES MULTIPLICADAS

Lecciones para aprender del Mundial

http://www.pagina12.com.ar/diario/deportes/8-248226-2014-06-10.html


DEPORTES › LAS PERIPECIAS QUE ATRAVESO BRASIL PARA PREPARAR LA MAXIMA FIESTA DEL FUTBOL

Terminen con todo que llegó el Mundial

http://www.pagina12.com.ar/diario/deportes/8-248314-2014-06-11.html

viernes, 6 de junio de 2014

ESCRACHE ECOPERONISTA: ATANOR MATA

Vecinos y ambientalistas aseguran que la empresa productora de pesticidas y herbicidas arroja residuos tóxicos al Río Paraná o los entierra en terrenos apropiados ilegalmente. Las denuncias contra la compañía comenzaron en 2007. "Hay un derrotero judicial de complicidades que los protege, al igual que los funcionarios de los organismos responsables del control", indicaron desde la Corriente Nacional Martín Fierro. 

En el marco del Día Internacional del Medio Ambiente, vecinos y ambientalistas llevaron este jueves a las 11.00 una multitudinaria protesta contra la compañía Atanor S.C.A. en la puerta de la casa matriz de Atanor, ubicada en Munro.

"Una de las claves de Atanor S.C.A. es su visión para lograr un desarrollo sustentable, en equilibrio permanente con el medio ambiente", indica la empresa en su página web oficial. Sin embargo, los denunciantes afirman que la filial de San Nicolás -que produce pesticidas y herbicidas- "está contaminando gravemente la tierra y el Río Paraná, arrojando residuos tóxicos al agua o enterrádolos en terrenos fiscales que se apropiaron ilegalmente".

En ese sentido, integrantes de la Corriente Nacional Martín Fierro confirmaron que hay vecinos y trabajadores con la salud afectada. "Hay varias denuncias presentadas y un derrotero judicial de complicidades que los protege, al igual que los funcionarios de los organismos responsables del control", indicaron.

"Muchos de los que hoy componen las ONGs son ex trabajadores de Atanor. Saben de primera mano lo que hace la empresa con sus residuos. La primera denuncia fue presentada por delegados gremiales de la empresa, que luego fueron despedidos y denunciados por calumnias e injurias y que, por suerte, terminaron absueltos por la Corte Suprema de Justicia bonaerense, que en 2009 incluso ordenó a la Cámara Penal de San Nicolás una investigación por el enterramiento irregular de residuos tóxicos", señalaron.

Atanor registra hechos de conflictos por contaminación en otras plantas del país. En el caso la sede de Vicente López, la fábrica estuvo clausurada preventivamente por el municipio. Asimisimo, la empresa fue denunciada por un accidente en San José de la Esquina, provincia de Santa Fe, cuando el vuelco de un camión ocasionó el derrame de18.000 litros de 2,4-D, un poderoso herbicida que se sintetiza en la planta de Río Tercero.

La compañía de origen israelí, que es el resultado de la fusión de Makhteshim (fundada en 1945) y Agan (de 1952), para la fabricación de productos agroquímicos es una de las grandes operadoras mundiales del sector. Albaugh es un fabricante líder de productos fitosanitarios con patentes vencidas que opera en gran parte de América y China. Fundada en 1979 por Dennis Albaugh, la compañía tiene sede en Ankeny, Iowa, Estados Unidos. En la Argentina, el grupo es propietario de Atanor, la empresa que maneja las fábricas localizadas en Banda del Río Salí y en Marapa (antes también operaba el Leales).

Aprovechando el Día Mundial del Medio Ambiente, unos 50 vecinos de San Nicolás viajaron hasta la casa central de la firma Atanor en la localidad de Munro para protestar contra la contaminación que genera la planta que produce pesticidas y agroquímicos. 

Allí consiguieron por primera vez en siete años la apertura de un canal de diálogo con la empresa química, que se comprometió por escrito a consultar a su casa matriz en los Estados Unidos acerca de la posibilidad de liberar la costanera de San Nicolás, ilegalmente cerrada. El jefe de Asuntos Corporativos de Atanor, Agustín Herrera, se comprometió también a realizar los estudios ambientales y del agua para volver a juntarse próximamente con los vecinos.

La lucha se inició cuando Walter Ibarra, delegado de la Comisión Interna de esa empresa, verificó que Atanor no llevaba adelante los procesos legales para la eliminación de sus residuos.

"La empresa regaba las barrancas con químicos, los días de lluvia abría las piletas y mandaba todo al río Paraná y enterraba los residuos de productos", dijo Ibarra a Tiempo Argentino. Cuando, en 2007, la Comisión interna interpuso la denuncia, Atanor despidió a los delegados y les hizo juicios por desafueros, además de querellarlos por calumnias e injurias. Los trabajadores fueron finalmente absueltos por la Corte Suprema de Justicia bonaerense.

Los vecinos de la planta aseguran que en los últimos años hubo en el barrio aledaño unas 300 muertes vinculadas al desmanejo de la compañía. "Hay un dato insoslayable: según el Colegio de Farmacéuticos, la farmacia del barrio es la que más medicamentos oncológicos vende de toda la región", dijo José Martínez, integrante de la Agrupación Martín Fierro del barrio, que acompañó a los pobladores a la planta de Munro.  En un colectivo alquilado, llegaron los vecinos más afectados, mujeres que enviudaron o quedaron con las piernas maltrechas, denunciaban, como efecto de la falta de inversión de Atanor.

En la jornada también estuvo Alba Ale, guardaparque bonaerense, que visitó la zona para asesorar a los vecinos. "Como militantes medioambientales y como profesionales guardaparques constatamos que los desechos químicos marcan la barranca de la costa, nos quedó por semanas el olor picante en la nariz  y la garganta. Vimos además que la biodiversidad está devastada: quedó la vegetación exótica resistente, los químicos hicieron desaparecer a toda la flora y fauna autóctona", explicó. 

Tras la reunión, el secretario general bonaerense de la Martín Fierro, Nahuel Beibe, dijo: "No queremos que se afecte la fuente laboral porque la recuperación del trabajo es uno de los pilares del proyecto que conduce nuestra presidenta, lo que pedimos es que la empresa haga las inversiones necesarias para el tratamiento de los residuos tóxicos y que la provincia –que lamentablemente se desentiende del tema– garantice que los organismos de control ambiental cumplan con sus responsabilidades." 


lunes, 26 de mayo de 2014

La reencarnación del Subcomandante Marcos


ENTRE LA LUZ Y LA SOMBRA.


En La Realidad, Planeta Tierra.
Mayo del 2014.
Compañera, compañeroa, compañero:
Buenas noches, tardes, días en cualesquiera que sea su geografía, su tiempo y su modo.
Buenas madrugadas.

Quisiera pedirles a las compañeras, compañeros y compañeroas de la Sexta que vienen de otras partes, especialmente a los medios libres compañeros, su paciencia, tolerancia y comprensión para lo que voy a decir, porque éstas serán mis últimas palabras en público antes de dejar de existir.

Me dirijo a ustedes y a quienes a través de ustedes nos escuchan y miran.
Tal vez al inicio, o en el transcurso de estas palabras vaya creciendo en su corazón la sensación de que algo está fuera de lugar, de que algo no cuadra, como si estuvieran faltando una o varias piezas para darle sentido al rompecabezas que se les va mostrando. Como que de por sí falta lo que falta.

Tal vez después, días, semanas, meses, años, décadas después se entienda lo que ahora decimos.
Mis compañeras y compañeros del EZLN en todos sus niveles no me preocupan, porque de por sí es nuestro modo acá: caminar, luchar, sabiendo siempre que siempre falta lo que falta.
Además de que, que no se ofenda nadie, la inteligencia de l@s compas zapatistas está muy por arriba del promedio.

Por lo demás, nos satisface y enorgullece que sea ante compañeras, compañeros y compañeroas, tanto del EZLN como de la Sexta, que se da a conocer esta decisión colectiva.
Y qué bueno que será por lo medios libres, alternativos, independientes, que este archipiélago de dolores, rabias y digna lucha que nos llamamos “la Sexta” tendrá conocimiento de esto que les diré, donde quiera que se encuentren.
Si a alguien más le interesa saber qué pasó este día tendrá que acudir a los medios libres para enterarse.

Va pues. Bienvenidas y bienvenidos a la realidad zapatista.

I.- Una decisión difícil.
Cuando irrumpimos e interrumpimos en 1994 con sangre y fuego, no iniciaba la guerra para nosotras, nosotros los zapatistas.
La guerra de arriba, con la muerte y la destrucción, el despojo y la humillación, la explotación y el silencio impuestos al vencido, ya la veníamos padeciendo desde siglos antes.
Lo que para nosotros inicia en 1994 es uno de los muchos momentos de la guerra de los de abajo contra los de arriba, contra su mundo.

Esa guerra de resistencia que día a día se bate en las calles de cualquier rincón de los cinco continentes, en sus campos y en sus montañas.
Era y es la nuestra, como la de muchos y muchas de abajo, una guerra por la humanidad y contra el neoliberalismo.
Contra la muerte, nosotros demandamos vida.
Contra el silencio, exigimos la palabra y el respeto.
Contra el olvido, la memoria.
Contra la humillación y el desprecio, la dignidad.
Contra la opresión, la rebeldía.
Contra la esclavitud, la libertad.
Contra la imposición, la democracia.
Contra el crimen, la justicia.

¿Quién con un poco de humanidad en las venas podría o puede cuestionar esas demandas?
Y en ese entonces muchos escucharon.
La guerra que levantamos nos dio el privilegio de llegar a oídos y corazones atentos y generosos en geografías cercanas y alejadas.
Faltaba lo que faltaba, y falta lo que falta, pero conseguimos entonces la mirada del otro, su oído, su corazón.

Entonces nos vimos en la necesidad de responder a una pregunta decisiva:
“¿Qué sigue?”
En las tétricas cuentas de la víspera no entraba la posibilidad de plantearnos pregunta alguna. Así que esa pregunta nos llevó a otras:

¿Preparar a los que siguen en la ruta de la muerte?
¿Formar más y mejores soldados?
¿Invertir empeños en mejorar nuestra maltrecha maquinaria de guerra?
¿Simular diálogos y disposición para la paz, pero seguir preparando nuevos golpes?
¿Matar o morir como único destino?
¿O debíamos reconstruir el camino de la vida, ése que habían roto y siguen rompiendo desde arriba?

El camino no sólo de los pueblos originarios, también de trabajadores, estudiantes, maestros, jóvenes, campesinos, además de todas las diferencias que se celebran arriba, y abajo se persiguen y se castigan.
¿Debíamos inscribir nuestra sangre en el camino que otros dirigen hacia el Poder o debíamos voltear el corazón y la mirada a los que somos y a los que son lo que somos, es decir los pueblos originarios, guardianes de la tierra y la memoria?

Nadie lo escuchó entonces, pero en los primeros balbuceos que fueron nuestras palabras
advertimos que nuestro dilema no estaba entre negociar o combatir, sino entre morir o vivir.

Quien hubiera advertido entonces que ese temprano dilema no era individual, tal vez hubiera entendido mejor lo que ha ocurrido en la realidad zapatista los últimos 20 años.
Pero les decía yo que nos topamos con esa pregunta y ese dilema.
Y elegimos.

Y en lugar de dedicarnos a formar guerrilleros, soldados y escuadrones, preparamos promotores de educación, de salud, y se fueron levantando las bases de la autonomía que hoy maravilla al mundo.
En lugar de construir cuarteles, mejorar nuestro armamento, levantar muros y trincheras, se levantaron escuelas, se construyeron hospitales y centros de salud, mejoramos nuestras condiciones de vida.

En lugar de luchar por ocupar un lugar en el Partenón de las muertes individualizadas de abajo, elegimos construir la vida.
Esto en medio de una guerra que no por sorda era menos letal.
Porque, compas, una cosa es gritar “no están solos” y otra enfrentar sólo con el cuerpo una columna blindada de tropas federales, como ocurrió en la zona de Los Altos de Chiapas, y a ver si hay suerte y alguien se entera, y a ver si hay un poco más de suerte y el que se entera se indigna, y otro poco más de suerte y el que se indigna hace algo.

En el entretanto, las tanquetas son frenadas por las mujeres zapatistas, y a falta de parque fue con mentadas de madre y piedras que la serpiente de acero tuvo que echarse para atrás.
Y en la zona norte de Chiapas, padecer el nacimiento y desarrollo de las guardias blancas, recicladas entonces como paramilitares; y en la zona Tzotz Choj las agresiones continuas de organizaciones campesinas que de “independientes” a veces ni el nombre tienen; y en la zona de la Selva Tzeltal la combinación de paramilitares y contras.

Y una cosa es gritar “todos somos marcos” o “no todos somos marcos”, según el caso o cosa, y otra la persecución con toda la maquinaria de guerra, la invasión de poblados, el “peinado” de montañas, el uso de perros adiestrados, las aspas de los helicópteros artillados alborotando los copetes de las ceibas, el “vivo o muerto” que nació en los primeros días de enero de 1994 y alcanzó su nivel más histérico en 1995 y el resto del sexenio del ahora empleado de una trasnacional, y que esta zona de Selva Fronteriza padeció desde 1995 y a la que se suma después la misma secuencia de agresiones de organizaciones campesinas, uso de paramilitares, militarización, hostigamiento.

Si hay algún mito en todo esto no es el pasamontañas, sino la mentira que repiten desde esos días, incluso retomada por personas con altos estudios, de que la guerra contra los zapatistas sólo duró 12 días.

No haré un recuento detallado. Alguien con un poco de espíritu crítico y seriedad puede reconstruir la historia, y sumar y restar para sacar la cuenta, y decir si fueron y son más los reporteros que los policías y soldados; si fueron más los halagos que las amenazas e insultos, si el precio que se ponía era para ver el pasamontañas o para capturarlo “vivo o muerto”.
En esas condiciones, algunas veces sólo con nuestras fuerzas y otras con el apoyo generoso e incondicional de gente buena de todo el mundo, se fue avanzando en la construcción aún inacabada, es cierto, pero ya definida de lo que somos.

No es entonces una frase, afortunada o desafortunada, según se le vea desde arriba o desde abajo, la de “aquí estamos los muertos de siempre, muriendo de nuevo, pero ahora para vivir”. Es la realidad.

Y casi 20 años después…
El 21 de diciembre del 2012, cuando la política y el esoterismo coincidían, como otras veces, en predicar catástrofes que siempre son para los de siempre, los de abajo, repetimos el golpe de mano del 1 de enero del 94 y, sin disparar ni un solo tiro, sin armas, con nuestro solo silencio, postramos de nuevo la soberbia de las ciudades cuna y nido del racismo y el desprecio.

Si el primero de enero de 1994, miles de hombres y mujeres sin rostro atacaron y rindieron las guarniciones que protegían las ciudades, el 21 de diciembre del 2012 fueron decenas de miles que tomaron sin palabras los edificios desde donde se celebraba nuestra desaparición.
El sólo hecho inapelable de que el EZLN no sólo no se había debilitado, mucho menos desaparecido, sino que había crecido cuantitativa y cualitativamente hubiera bastado para que cualquier mente medianamente inteligente se diera cuenta de que, en esos 20 años, algo había cambiado al interior del EZLN y de las comunidades.

Tal vez más de alguno piense que nos equivocamos al elegir, que un ejército no puede ni debe empeñarse en la paz.
Por muchas razones, cierto, pero la principal era y es porque de esa forma terminaríamos por desaparecer.

Tal vez es cierto. Tal vez nos equivocamos al elegir cultivar la vida en lugar de adorar a la muerte.
Pero nosotros elegimos no escuchando a los de afuera. No a quienes siempre demandan y exigen la lucha a muerte, mientras los muertos los pongan otros.
Elegimos mirándonos y escuchándonos, siendo el Votán colectivo que somos.
Elegimos la rebeldía, es decir, la vida.

Eso no quiere decir que no supiéramos que la guerra de arriba trataría y trata de imponer de nuevo su dominio sobre nosotros.
Supimos y sabemos que una y otra vez habremos de defender lo que somos y como somos.
Supimos y sabemos que seguirá habiendo muerte para que haya vida.
Supimos y sabemos que para vivir, morimos.


II.- ¿Un fracaso?
Dicen por ahí que no hemos logrado nada para nosotros.
No deja de sorprender que se maneje con tanto desparpajo esta posición.
Piensan que los hijos e hijas de los comandantes y comandantas deberían disfrutar de viajes al extranjero, de estudios en escuelas privadas y luego de altos puestos en la empresa o la política. Que en lugar de trabajar la tierra para arrancarle con sudor y empeño el alimento, deberían lucirse en las redes sociales divirtiéndose en los antros, exhibiendo lujos.

Tal vez los subcomandantes deberían procrear y heredar a sus descendientes los cargos, las prebendas, los templetes, como hacen los políticos de todo el espectro.
Tal vez deberíamos, como los dirigentes de la CIOAC-H y de otras organizaciones campesinas, recibir privilegios y paga en proyectos y apoyos, quedarnos con la mayor parte y dejar a las bases sólo unas migajas, a cambio de que cumplan las órdenes criminales que vienen de más arriba.

Pero es cierto, no hemos logrado nada de eso para nosotros.
Difícil de creer que, 20 años después de aquel “nada para nosotros”, resultara que no era una consigna, una frase buena para carteles y canciones, sino una realidad, la realidad.
Si el ser consecuentes es un fracaso, entonces la incongruencia es el camino del éxito, la ruta al Poder.

Pero nosotros no queremos ir para allá.
No nos interesa.
En esos parámetros preferimos fracasar que triunfar.


III.- El relevo.
En estos 20 años ha habido un relevo múltiple y complejo en el EZLN.
Algunos han advertido sólo el evidente: el generacional.
Ahora están haciendo la lucha y dirigiendo la resistencia quienes eran pequeños o no habían nacido al inicio del alzamiento.

Pero algunos estudiosos no se han percatado de otros relevos:
El de clase: del origen clase mediero ilustrado, al indígena campesino.
El de raza: de la dirección mestiza a la dirección netamente indígena.
Y el más importante: el relevo de pensamiento: del vanguardismo revolucionario al mandar obedeciendo; de la toma del Poder de Arriba a la creación del poder de abajo; de la política profesional a la política cotidiana; de los líderes, a los pueblos; de la marginación de género, a la participación directa de las mujeres; de la burla a lo otro, a la celebración de la diferencia.
No me extenderé más sobre esto, porque ha sido precisamente el curso “La Libertad según l@s zapatistas” la oportunidad de constatar si en territorio organizado vale más el personaje que la comunidad.

En lo personal no entiendo por qué gente pensante que afirma que la historia la hacen los pueblos, se espante tanto ante la existencia de un gobierno del pueblo donde no aparecen los “especialistas” en ser gobierno.
¿Por qué les da terror el que sean los pueblos los que manden, los que dirijan sus pasos propios?
¿Por qué mueven la cabeza con desaprobación frente al mandar obedeciendo?
El culto al individualismo encuentra en el culto al vanguardismo su extremo más fanático.

Y ha sido eso precisamente, el que los indígenas manden y que ahora un indígena sea el vocero y jefe, lo que los aterra, los aleja, y finalmente se van para seguir buscando alguien que precise de vanguardias, caudillos y líderes. Porque también hay racismo en la izquierda, sobre todo en la que se pretende revolucionaria.
El ezetaelene no es de ésos. Por eso no cualquiera puede ser zapatista.


IV.- Un holograma cambiante y a modo. Lo que no será.
Antes del amanecer de 1994, pasé 10 años en estas montañas. Conocí y traté personalmente a algunos en cuya muerte morimos un mucho. Conozco y trato desde entonces con otros y otras más que hoy están aquí como nosotros.
Muchas madrugadas me encontré a mí mismo tratando de digerir las historias que me contaban, los mundos que dibujaban con silencios, manos y miradas, su insistencia en señalar algo más allá.

¿Era un sueño el mundo ése, tan otro, tan lejano, tan ajeno?
A veces pensé que se habían adelantado, que las palabras que nos guiaron y guían venían de tiempos para los que no habían aún calendarios, perdidos como estaban en geografías imprecisas: siempre el sur digno omnipresente en todos los puntos cardinales.
Luego supe que no me hablaban de un mundo inexacto y, por lo tanto, improbable.
Ese mundo ya andaba con su paso.
Ustedes, ¿no lo vieron? ¿No lo ven?

No hemos engañado a nadie de abajo. No escondemos que somos un ejército, con su estructura piramidal, su centro de mando, sus decisiones de arriba hacia abajo. No por congraciarnos con libertarios o por moda negamos lo que somos.
Pero cualquiera puede ver ahora si el nuestro es un ejército que suplante o impone.
Y debo decir esto, que ya he pedido la autorización del compañero Subcomandante Insurgente Moisés para hacerlo:

Nada de lo que hemos hecho, para bien o para mal, hubiera sido posible si un ejército armado, el zapatista de liberación nacional, no se hubiera alzado contra el mal gobierno ejerciendo el derecho a la violencia legítima. La violencia del de abajo frente a la violencia del de arriba.

Somos guerreros y como tales sabemos cuál es nuestro papel y nuestro momento.
En la madrugada del día primero del primer mes del año de 1994, un ejército de gigantes, es decir, de indígenas rebeldes, bajó a las ciudades para con su paso sacudir el mundo.
Apenas unos días después, con la sangre de nuestros caídos aún fresca en las calles citadinas, nos dimos cuenta de que los de afuera no nos veían.

Acostumbrados a mirar desde arriba a los indígenas, no alzaban la mirada para mirarnos.
Acostumbrados a vernos humillados, su corazón no comprendía nuestra digna rebeldía.
Su mirada se había detenido en el único mestizo que vieron con pasamontañas, es decir, que no miraron.
Nuestros jefes y jefas dijeron entonces:

“Sólo lo ven lo pequeño que son, hagamos a alguien tan pequeño como ellos, que a él lo vean y por él nos vean”

Empezó así una compleja maniobra de distracción, un truco de magia terrible y maravillosa, una maliciosa jugada del corazón indígena que somos, la sabiduría indígena desafiaba a la modernidad en uno de sus bastiones: los medios de comunicación.
Empezó entonces la construcción del personaje llamado “Marcos”.
Les pido que me sigan en este razonamiento:
Supongamos que es posible otra forma de neutralizar a un criminal. Por ejemplo, creándole su arma homicida, hacerle creer que es efectiva, conminarlo a construir, en base a esa efectividad, todo su plan, para, en el momento en que se prepara para disparar, el “arma” vuelva a ser lo que siempre fue: una ilusión.

El sistema entero, pero sobre todo sus medios de comunicación, juegan a construir famas para luego destruirlas si no se pliegan a sus designios.
Su poder residía (ya no, han sido desplazados en eso por las redes sociales) en decidir qué y quién existía en el momento en que elegían qué nombraban y qué callaban.
En fin, no me hagan mucho caso, como se ha demostrado en estos 20 años, yo no sé nada de medios masivos de comunicación.

El caso es que el SupMarcos pasó de ser un vocero a ser un distractor.
Si el camino de la guerra, es decir, de la muerte, nos había tomado 10 años; el de la vida tomó más tiempo y requirió más esfuerzo, por no hablar de sangre.
Porque, aunque no lo crean, es más fácil morir que vivir.
Necesitábamos tiempo para ser y para encontrar a quien supiera vernos como lo que somos.
Necesitábamos tiempo para encontrar a quien nos viera no hacia arriba, no hacia abajo, que de frente nos viera, que nos viera con mirada compañera.
Les decía que empezó entonces la construcción del personaje.

Marcos un día tenía los ojos azules, otro día los tenía verdes, o cafés, o miel, o negros, todo dependiendo de quién hiciera la entrevista y tomara la foto. Así fue reserva en equipos de futbol profesional, empleado en tiendas departamentales, chofer, filósofo, cineasta, y los etcéteras que pueden encontrar en los medios de paga de esos calendarios y en diversas geografías. Había un Marcos para cada ocasión, es decir, para cada entrevista. Y no fue fácil, créanme, no había entonces wikipedia y si venían del Estado Español tenía que investigar si el corte inglés, por ejemplo, era un corte de traje típico de Inglaterra, una tienda de abarrotes, o una tienda departamental.

Si me permiten definir a Marcos el personaje entonces diría sin titubear que fue una botarga.
Digamos que, para que me entiendan, Marcos era un Medio No Libre (ojo: que no es lo mismo que ser un medio de paga).
En la construcción y mantenimiento del personaje tuvimos algunos errores.
“Es de humanos el herrar”, dijo el herrero.
Durante el primer año agotamos, como quien dice, el repertorio de “Marcos” posibles. Así que para inicios de 1995 estábamos en apuros y el proceso de los pueblos estaba en sus primeros pasos.

Así que en 1995 ya no sabíamos cómo hacerle. Pero entonces es cuando Zedillo, con el PAN de la mano, “descubre” a Marcos con el mismo método científico con que encuentra osamentas, es decir, por delación esotérica.
La historia del tampiqueño nos dio aire, aunque el fraude posterior de la Paca de Lozano nos hizo temer que la prensa de paga cuestionara también el “desenmascaramiento” de Marcos y descubriera que era un fraude más. Afortunadamente no fue así. Como ésa, los medios siguieron tragando otras ruedas de molino semejantes.

Un tiempo después el tampiqueño llegó a estas tierras. Junto con el Subcomandante Insurgente Moisés, hablamos con él. Le ofrecimos entonces dar una conferencia conjunta, así podría él librarse de la persecución puesto que sería evidente que no eran Marcos y él la misma persona. No quiso. Vino a vivir acá. Salió algunas veces y su rostro puede encontrarse en las fotografías de los velorios de sus padres. Si quieren pueden entrevistarlo. Ahora vive en una comunidad, en…. Ah, no quiere que sepan dónde mero vive. No diremos nada más para que él, si así lo desea algún día, pueda contar la historia que vivió desde el 9 de febrero de 1995. Por nuestra parte sólo nos queda agradecerle que nos haya pasado datos que cada tanto usamos para alimentar la “certeza” de que el SupMarcos no es lo que es en realidad, es decir, una botarga o un holograma, sino un profesor universitario, originario del ahora doloroso Tamaulipas.

En el entretanto seguíamos buscando, buscándolas, buscándolos a ustedes, a quienes ahora están aquí y a quienes no están aquí pero están.
Lanzamos una y otra iniciativas para encontrar al otro, a la otra, a lo otro compañero. Diferentes iniciativas, tratando de encontrar la mirada y el oído que necesitamos y merecemos.

En el entretanto, seguía el avance de los pueblos y el relevo del que se ha hablado mucho o poco, pero que se puede constatar directamente, sin intermediarios.
En la búsqueda de lo otro, una y otra vez fracasamos.
A quien encontrábamos o nos quería dirigir o quería que lo dirigiéramos.
Había quienes se acercaban y lo hacían con el afán de usarnos, o para mirar hacia atrás, sea con la nostalgia antropológica, sea con la nostalgia militante.
Así para unos éramos comunistas, para otros trotskistas, para otros anarquistas, para otros maoístas, para otros milenaristas, y ahí les dejo varios “istas” para que pongan lo que sea de su conocimiento.

Así fue hasta la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, la más audaz y la más zapatista de las iniciativas que hemos lanzado hasta ahora.
Con la Sexta al fin hemos encontrado quien nos mira de frente y nos saluda y abraza, y así se saluda y abraza.

Con la Sexta al fin los encontramos a ustedes.
Por fin, alguien que entendía que no buscábamos ni pastores que nos guiaran, ni rebaños a los cuales conducir a la tierra prometida. Ni amos ni esclavos. Ni caudillos ni masas sin cabeza.
Pero faltaba ver si era posible que miraran y escucharan lo que siendo somos.
Al interior, el avance de los pueblos había sido impresionante.
Entonces vino el curso “La Libertad según l@s zapatistas”.
En 3 vueltas, nos dimos cuenta de que ya había una generación que podía mirarnos de frente, que podía escucharnos y hablarnos sin esperar guía o liderazgo, ni pretender sumisión ni seguimiento.

Marcos, el personaje, ya no era necesario.
La nueva etapa en la lucha zapatista estaba lista.
Pasó entonces lo que pasó y muchas y muchos de ustedes, compañeras y compañeros de la Sexta, lo conocen de manera directa.
Podrán decir luego que lo del personaje fue ocioso. Pero una revisión honesta de esos días dirá de cuántas y cuántos voltearon a mirarnos, con agrado o desagrado, por los desfiguros de una botarga.

Así que el relevo de mando no se da por enfermedad o muerte, ni por desplazamiento interno, purga o depuración.
Se da lógicamente de acuerdo a los cambios internos que ha tenido y tiene el EZLN.
Sé que eso no cuadra con los esquemas cuadrados que en los distintos arriba hay, pero eso la verdad nos tiene sin cuidado.
Y si esto arruina la perezosa y pobre elaboración de los rumorólogos y zapatólogos de Jovel, pues ni modos.

Ni estoy ni he estado enfermo, ni estoy ni he estado muerto.
O sí, aunque tantas veces me mataron, tantas veces me morí, y de nuevo estoy aquí.
Si alentamos esos rumores fue porque así convenía.
El último gran truco del holograma fue simular enfermedad terminal, e incluso todas las muertes que ha padecido.
Por cierto, lo de “si su salud lo permite”, que el Subcomandante Insurgente Moisés usó en el comunicado anunciando la compartición con el CNI, era un equivalente a “si el pueblo lo pide” o “si las encuestas me favorecen” o “si dios me da licencia” u otros lugares comunes que han sido la muletilla en la clase política en los últimos tiempos.

Si me permiten un consejo: deberían cultivar un poco el sentido del humor, no sólo por salud mental y física, también porque sin sentido del humor no van a entender al zapatismo. Y el que no entiende, juzga; y el que juzga, condena.
En realidad ésa ha sido la parte más sencilla del personaje. Para alimentar el rumor sólo fue necesario decirle a algunas personas en específico: “te voy a decir un secreto pero prométeme que no se lo vas a contar nadie”.
Por supuesto que lo contaron.

Los principales colaboradores involuntarios del rumor de enfermedad y muerte han sido los “expertos en zapatología” que en la soberbia Jovel y en la caótica Ciudad de México presumen su cercanía con el zapatismo y el profundo conocimiento que de él tienen, además, claro, de los policías que también cobran como periodistas, de los periodistas que cobran como policías, y de l@s periodistas que sólo cobran, y mal, como periodistas.
Gracias a todas y todos ellos y ellas. Gracias por su discreción. Hicieron exactamente como suponíamos que iban a hacer. Lo único malo de todo esto, es que dudo que ahora alguien les confíe ningún secreto.

Es nuestra convicción y nuestra práctica que para rebelarse y luchar no son necesarios ni líderes ni caudillos ni mesías ni salvadores. Para luchar sólo se necesitan un poco de vergüenza, un tanto de dignidad y mucha organización.
Lo demás, o sirve al colectivo o no sirve.

Ha sido particularmente cómico lo que el culto al individuo ha provocado en los politólogos y analistas de arriba. Ayer dijeron que el futuro de este pueblo mexicano dependía de la alianza de 2 personalidades. Antier dijeron que Peña Nieto se independizaba de Salinas de Gortari, sin darse cuenta de que, entonces, si criticaban a Peña Nieto, se ponían del lado de Salinas de Gortari; y que si criticaban a éste último, apoyaban a Peña Nieto. Ahora dicen que hay que optar por un bando en la lucha de arriba por el control de las telecomunicaciones, así que o estás con Slim o estás con Azcárraga-Salinas. Y más arriba, o con Obama o con Putin.

Quienes hacia arriba suspiran y miran pueden seguir buscando su líder; pueden seguir pensando que ahora sí se van a respetar los resultados electorales; que ahora sí Slim va a apoyar la opción electoral de izquierda; que ahora sí en Game of Thrones van a aparecer los dragones y las batallas; que ahora sí en la serie televisiva The Walking Dead, Kirkman se va a apegar al comic; que ahora sí las herramientas hechas en china no se van a quebrar a la primera vuelta; que ahora sí el futbol va a ser deporte y no negocio.

Y sí, puede que en algunos de los casos sí le atinen, pero no hay que olvidar que en todos ellos son meros espectadores, es decir, consumidores pasivos.
Quienes amaron y odiaron al SupMarcos ahora saben que han odiado y amado a un holograma. Sus amores y odios han sido, pues, inútiles, estériles, vacíos, huecos.
No habrá entonces casa-museo o placas de metal en donde nací y crecí. Ni habrá quien viva de haber sido el subcomandante Marcos. Ni se heredará su nombre ni su cargo. No habrán viajes todo pagado para dar pláticas en el extranjero. No habrá traslado ni atención en hospitales de lujo. No habrán viudas ni hereder@s. No habrán funerales, ni honores, ni estatuas, ni museos, ni premios, ni nada de lo que el sistema hace para promover el culto al individuo y para menospreciar al colectivo.

El personaje fue creado y ahora sus creadores, los zapatistas y las zapatistas, lo destruimos.
Si alguien entiende esta lección que dan nuestras compañeras y compañeros, habrá entendido uno de los fundamentos del zapatismo.
Así que en los últimos años ha pasado lo que ha pasado.
Entonces vimos que la botarga, el personaje, el holograma pues, ya no era necesario.
Una y otra vez planeamos, y una y otra vez esperamos el momento indicado: el calendario y la geografía precisas para mostrar lo que en verdad somos a quienes son en verdad.
Entonces llegó Galeano con su muerte a marcarnos la geografía y el calendario: “aquí, en La Realidad; ahora: en el dolor y la rabia


V.- El dolor y la Rabia. Susurros y gritos.
Cuando llegamos al caracol aquí en La Realidad, sin que nadie nos lo dijera empezamos a hablar en susurros.
Quedo hablaba nuestro dolor, quedito nuestra rabia.
Como si tratáramos de evitar que al Galeano lo ahuyentaran los ruidos, los sonidos que le eran ajenos.

Como si nuestras voces y pasos lo llamaran.
Espera compa”, decía nuestro silencio.
No te vayas”, susurraban las palabras.
Pero hay otros dolores y otras rabias.

Ahora mismo, en otros rincones de México y del mundo, un hombre, una mujer, unoa otroa, un niño, una niña, un anciano, una anciana, una memoria, es golpeada a mansalva, rodeada por el sistema hecho crimen voraz, es garroteada, macheteada, baleada, rematada, arrastrada entre burlas, abandonada, recuperado y velado su cuerpo, enterrada su vida.

Sólo algunos nombres:

Alexis Benhumea, asesinado en el Estado de México.
Francisco Javier Cortés, asesinado en el Estado de México.
Juan Vázquez Guzmán, asesinado en Chiapas.
Juan Carlos Gómez Silvano, asesinado en Chiapas.
El compa Kuy, asesinado en el DF.
Carlo Giuliani, asesinado en Italia.
Aléxis Grigoropoulos, asesinado en Grecia.
Wajih Wajdi al-Ramahi, asesinado en un Campo de refugiados en la ciudad cisjordana de Ramala. 14 años, asesinado de un tiro en la espalda desde un puesto de observación del ejército israelí, no había marchas, ni protestas ni nada en la calle.
Matías Valentín Catrileo Quezada, mapuche asesinado en Chile.
Teodulfo Torres Soriano, compa de la Sexta desaparecido en la Ciudad de México.
Guadalupe Jerónimo y Urbano Macías, comuneros de Cherán, asesinados en Michoacán.
Francisco de Asís Manuel, desaparecido en Santa María Ostula
Javier Martínes Robles, desaparecido en Santa María Ostula
Gerardo Vera Orcino, desaparecido en Santa María Ostula
Enrique Domínguez Macías, desaparecido en Santa María Ostula
Martín Santos Luna, desaparecido en Santa María Ostula
Pedro Leyva Domínguez, asesinado en Santa María Ostula.
Diego Ramírez Domínguez, asesinado en Santa María Ostula.
Trinidad de la Cruz Crisóstomo, asesinado en Santa María Ostula.
Crisóforo Sánchez Reyes, asesinado en Santa María Ostula.
Teódulo Santos Girón, desparecido en Santa María Ostula.
Longino Vicente Morales, desaparecido en Guerrero.
Víctor Ayala Tapia, desaparecido en Guerrero.
Jacinto López Díaz “El Jazi”, asesinado en Puebla.
Bernardo Vázquez Sánchez, asesinado en Oaxaca
Jorge Alexis Herrera, asesinado en Guerrero.
Gabriel Echeverría, asesinado en Guerrero.
Edmundo Reyes Amaya, desaparecido en Oaxaca.
Gabriel Alberto Cruz Sánchez, desaparecido en Oaxaca.
Juan Francisco Sicilia Ortega, asesinado en Morelos.
Ernesto Méndez Salinas, asesinado en Morelos.
Alejandro Chao Barona, asesinado en Morelos.
Sara Robledo, asesinada en Morelos.
Juventina Villa Mojica, asesinada en Guerrero.
Reynaldo Santana Villa, asesinado en Guerrero.
Catarino Torres Pereda, asesinado en Oaxaca.
Bety Cariño, asesinada en Oaxaca.
Jyri Jaakkola, asesinado en Oaxaca.
Sandra Luz Hernández, asesinada en Sinaloa.
Marisela Escobedo Ortíz, asesinada en Chihuahua.
Celedonio Monroy Prudencio, desaparecido en Jalisco.
Nepomuceno Moreno Nuñez, asesinado en Sonora.

Los y las migrantes desparecidas forzosamente y probablemente asesinadas en cualquier rincón del territorio mexicano.
Los presos a quienes se quiere matar en vida: Mumia Abu Jamal, Leonard Peltier, los Mapuche, Mario González, Juan Carlos Flores.
El continuo entierro de voces que vida fueron, silenciadas por el caer de la tierra y el cerrarse de las rejas.

Y la burla mayor es que, en cada paletada de tierra que arroja el esbirro en turno, el sistema va diciendo: “no vales, no importas, nadie te llora, a nadie le da rabia tu muerte, nadie sigue tu paso, nadie levanta tu vida
Y con la última paletada sentencia: “aunque agarren y castiguen a los que te matamos, siempre encontraré otro, otra, otros, que de nuevo te embosquen y repitan la danza macabra que acabó con tu vida

Y dice “Tu justicia pequeña, enana, fabricada para que los medios de paga simulen y obtengan un poco de calma para frenar el caos que se les viene encima, no me espanta, no me daña, no me castiga

¿Qué le decimos a ese cadáver al que, en cualquier rincón del mundo de abajo, se le entierra en el olvido?
¿Que sólo nuestros dolor y rabia cuentan?
¿Que sólo nuestro coraje importa?
¿Que mientras susurramos nuestra historia, no escuchamos su grito, su alarido?

Tiene tantos nombres la injusticia y son tantos los gritos que provoca.
Pero nuestro dolor y nuestra rabia no nos impiden escuchar.
Y nuestros susurros no son sólo para lamentar la caída de nuestros muertos injustamente.
Son para así poder escuchar a otros dolores, hacer nuestras otras rabias y seguir así en el complicado, largo y tortuoso camino de hacer de todo eso un alarido que se transforme en lucha libertadora.

Y no olvidar que, mientras alguien susurra, alguien grita.
Y sólo el oído atento puede escuchar
Mientras hablamos y escuchamos ahora, alguien grita de dolor, de rabia.
Y así como hay que aprender a dirigir la mirada, la escucha debe encontrar el rumbo que la haga fértil.

Porque mientras alguien descansa, hay quien sigue cuesta arriba.
Para mirar ese empeño, basta bajar la mirada y elevar el corazón.
¿Pueden?
¿Podrán?
La justicia pequeña se parece tanto a la venganza. La justicia pequeña es la que reparte impunidad, pues al castigar a uno, absuelve a otros.

La que queremos nosotros, por la que luchamos, no se agota en encontrar a los asesinos del compa Galeano y ver que reciban su castigo (que así será, que nadie se llame a engaño).
La búsqueda paciente y porfiada busca la verdad, no el alivio de la resignación.
La justicia grande tiene qué ver con el compañero Galeano enterrado.
Porque nosotros nos preguntamos no qué hacemos con su muerte, sino qué debemos hacer con su vida.

Disculpen si entro en el pantanoso terreno de los lugares comunes, pero ese compañero no merecía morir, no así.
Todo su empeño, su sacrificio cotidiano, puntual, invisible para quien no fuera nosotros, fue por la vida.
Y sí les puedo decir que fue un ser extraordinario y además, y esto es lo que maravilla, hay miles de compañeras y compañeros como él en las comunidades indígenas zapatistas, con el mismo empeño, idéntico compromiso, igual claridad y un único destino: la libertad.
Y haciendo cuentas macabras: si alguien merece la muerte es quien no existe ni ha existido, como no sea en la fugacidad de los medios de comunicación de paga.
Ya nos ha dicho nuestro compañero jefe y vocero del EZLN, el Subcomandante Insurgente Moisés, que al asesinar a Galeano, o a cualquiera de los zapatistas, los de arriba querían asesinar al EZLN.

No como ejército, sino como rebelde necio que construye y levanta vida donde ellos, los de arriba, desean el páramo de las industrias mineras, petroleras, turísticas, la muerte de la tierra y de quienes la habitan y trabajan.

Y ha dicho que hemos venido, como Comandancia General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, a desenterrar a Galeano.
Pensamos que es necesario que uno de nosotros muera para que Galeano viva.

Y para que esa impertinente que es la muerte quede satisfecha, en su lugar de Galeano ponemos otro nombre para que Galeano viva y la muerte se lleve no una vida, sino un nombre solamente, unas letras vaciadas de todo sentido, sin historia propia, sin vida.
Así que hemos decidido que Marcos deje de existir hoy.

Lo llevarán de la mano sombra el guerrero y lucecita para que no se pierda en el camino, Don Durito se irá con él, lo mismo que el Viejo Antonio.
No lo extrañarán las niñas y niños que antes se juntaban para escuchar sus cuentos, pues ya son grandes, ya tienen juicio, ya luchan como el que más por la libertad, la democracia y la justicia, que son la tarea de cualquier zapatista.
El gato-perro, y no un cisne, entonará ahora el canto de despedida.
Y al final, quienes entiendan, sabrán que no se va quien nunca estuvo, ni muere quien no ha vivido.

Y la muerte se irá engañada por un indígena con el nombre de Galeano en la lucha, y en esas piedras que han colocado en su tumba volverá a andar y a enseñar, a quien se deje, lo básico del zapatismo, es decir, no venderse, no rendirse, no claudicar.
¡Ah la muerte! Como si no fuera evidente que a los de arriba los libera de toda corresponsabilidad, más allá de la oración fúnebre, el homenaje gris, la estatua estéril, el museo controlador.

¿A nosotros? Bueno, pues a nosotros la muerte nos compromete por lo que tiene de vida.
Así que aquí estamos, burlando a la muerte en la realidad.
Compas:
Dicho todo lo anterior, siendo las 0208 del 25 de mayo del 2014 en el frente de combate suroriental del EZLN, declaro que deja de existir el conocido como Subcomandante Insurgente Marcos, el autodenominado “subcomandante de acero inoxidable”.
Eso es.

Por mi voz ya no hablará la voz del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.
Vale. Salud y hasta nunca… o hasta siempre, quien entendió sabrá que eso ya no importa, que nunca ha importado.


Desde la realidad zapatista.

Subcomandante Insurgente Marcos.

México, 24 de mayo del 2014.




P.D.1.- ¿“Game is over”?
P.D.2.- ¿Jaque Mate?
P.D.3.- ¿Touché?
P.D. 4.- Ahí se ven, raza, y manden tabaco.
P.D. 5.- Mmh… así que esto es el infierno… ¡Ése Piporro, Pedro, José Alfredo! ¿Cómo? ¿Por machistas? Nah, no lo creo, si yo nunca…
P.D.-6.- O sea que como quien dice, sin la botarga, ¿ya puedo andar desnudo?
P.D. 7.- Oigan, está muy oscuro acá, necesito una lucecita.
(…)
(se escucha una voz en off)
Buenas madrugadas tengan compañeras y compañeros. Mi nombre es Galeano, Subcomandante Insurgente Galeano.
¿Alguien más se llama Galeano?
(se escuchan voces y gritos)
Ah, tras que por eso me dijeron que cuando volviera a nacer, lo haría en colectivo.
Sea pues.
Buen viaje. Cuídense, cuídenos.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.
Subcomandante Insurgente Galeano.
México, mayo del 2014